martes, 5 de agosto de 2014

Pensamientos del día


Después de un largo tiempo sin escribir, aquí estoy de nuevo para compartir con vosotros un trocito de mi alma...

Durante estos meses de silencio forzado, me he dedicado a observar todo lo que ocurría a mi alrededor y ha sido terrible presenciar el sufrimiento que hoy en día se respira en la humanidad. En general, hay un ambiente de dolor y negatividad, donde las soluciones no son sencillas y la desesperanza es nuestra compañera de viaje.

Y realmente, qué podemos hacer cuando nuestra vida está sin rumbo y el final del camino se prevé negro??? Creer en la vida.

Hace mucho tiempo que aprendí que todo ocurre por algo, y que de lo más doloroso, más negativo y de lo que más sufrimiento nos genera, siempre se puede aprender. Si yo narrase toda mi vida desde el principio hasta ahora, no creo que nadie me creyese, ya que mis compañeros de viaje durante este tiempo han sido el dolor y el sufrimiento, pero si alguien viniese y me dijera que puedo cambiar mi pasado y eliminar todo eso que he tenido que vivir, sin lugar a dudas me negaría a cambiarlo.

Mi gran aprendizaje en esta vida no ha sido cuando me han pasado cosas buenas, que reconozco que han sido las menos, sino cuando he sido capaz de sonreír aún teniéndolo todo en contra, cuando he sido capaz de ser feliz aunque nada en la vida me sonriera y únicamente estaba rodeada de sombras. Entiendo que habrá gente que pensará que es imposible sonreír en ciertas situaciones demasiado dolorosas como para poderlas soportar, pero hasta en esas terribles situaciones, podemos ser capaces de mirar al cielo y encontrar un rayito de esperanza.

Para mí, lo más terrible que me podría pasar en esta vida sería perder a mi hijo, pero hasta en esa terrible situación, intentaría sonreír recordando todos los bellos momentos que viví con él y pensando que seguro que a él no le gustaría verme destruida por la pena. Y otra cosa que me dolería en lo más profundo de mi corazón sería no tener nada que darle de comer, pero lo que haría en esas circunstancias sería salir a la calle e intentar que la bondad de la gente nos brindará aunque fuera un trozo de pan que podernos llevar a la boca, ya que yo todavía creo en la generosidad humana.

Hace un tiempo leí un libro de un psicólogo donde decía que si tienes un techo donde dormir, que puede ser en un centro de acogida, alimento que comer, que puede ser en un comedor social, y agua que beber, que puede ser en una fuente, tienes cubiertas las necesidades básicas y ya sólo por eso puedes ser feliz. El resto de cosas que tengas, serán añadidos, pero nunca serán absolutamente necesarias para poder vivir con una bella sonrisa en la boca.

Yo, después de todo lo que he tenido que vivir en la vida, no puedo estar más de acuerdo con las palabras de este sabio hombre, ya que ciertamente esas tres cosas son las únicas imprescindibles que necesitamos para poder vivir felices en esta Tierra. En demasiadas ocasiones perdemos el tiempo deseando y soñando con el cuerpo perfecto, la mujer o hombre perfecto, la casa perfecta, el coche perfecto, los amigos perfectos, la familia perfecta.... y no nos damos cuenta de que todo eso realmente carece de importancia. Si a mí me viniera el genio de la lampara y me concediera tres deseos, sólo le pediría salud, porque teniendo salud, ya tienes todo en esta vida, aunque desgraciadamente sólo nos damos cuenta cuando la perdemos.

Sé que estamos pasando por un momento complicado a nivel mundial, pero tenemos que ser capaces de ser positivos e intentar poner nuestro granito de arena para intentar cambiar esta situación en la que nos encontramos. Seguro que si todos uniéramos nuestras fuerzas, saldríamos pronto de esta situación. Yo estoy dispuesta a luchar, y tú, ¿me quieres acompañar?

Para despedirme, os quería dar las gracias por estar siempre ahí y seguir visitando este blog. Sé que llevo muchos días sin escribir, pero es que mi cuerpo no ha querido ser bueno y me lo ha puesto complicado para poder sentarme frente al ordenador. Pero bueno, de momento deciros que quien sigue ganando la batalla soy yo ;)

Gracias por existir!!!

Felicidad para todos!!!