viernes, 28 de octubre de 2011

Vídeo del día

Hoy un precioso vídeo, del que pocas cosas puedo decir...

Lo mejor es que lo veáis y sintáis las cosas que en él se expresan...

Se llama: "Lucha por lo que quieres", ya veréis por qué...

Sólo decir, que si todos hiciéramos lo que hacen los protagonistas de esta bella historia, nuestra vida estaría llena de una inmensa felicidad. Deberíamos poner en práctica los valores de los que habla este vídeo, y nos daríamos cuenta de que con constancia, fe y humildad, todo es posible en este Mundo.

Quiero dedicar este vídeo a mi querido hijo Javier, porque sin él saberlo, me enseña a diario todas las bellas cosas de las que habla este precioso vídeo. Sin ti, mi vida no estaría plena y llena de amor. Te quiero con toda mi alma!!!

Un besazo gigante a todos!!!

PD. Una frase importante de esta bella historia: "El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños".

viernes, 21 de octubre de 2011

Frase del día


Hoy una preciosa frase de Albert Guinon:

"El procedimiento más seguro de hacernos más agradable la vida es hacerla agradable a los demás".

Con lo fácil que sería que todos pudiéramos vivir en un mundo en el que las sonrisas fueran nuestras mayores consejeras, en el que la positividad venciera siempre a la negatividad, en el que pudiéramos pintar todo de colores alegres y vivos... Hacerle la vida agradable a los demás, puede parecer demasiado complicado en muchos momentos de nuestra existencia, en la que ni siquiera somos capaces de hacérnosla agradable a nosotros mismos.

 Si nos dedicásemos un corto periodo de tiempo a observar qué pasaría si le hiciéramos la vida un poquito más feliz a nuestros hijos, pareja, amigos, vecinos... nos daríamos cuenta de la sensación de paz tan profunda que sentiría nuestra alma, en esos momentos en los que le estamos haciendo sentir bien a esa persona que tenemos a nuestro lado.

 Hace mucho tiempo que tomé una decisión de cómo quería que fuese mi vida. Tenía claro que la manera en la que había vivido hasta entonces, no había sido ni feliz para mí, ni para la gente que me rodeaba. Con lo cual, un gran cambio tenía que suceder para que todos pudiéramos sentir una brizna de felicidad en nuestro corazón.

Desde entonces, me dedico a colocarme una bella sonrisa en la cara desde que pongo un pie en el suelo, y sólo me la quito cuando me voy a dormir (aunque hay veces que se me olvida ;)). Y gracias a ese pequeño cambio, consigo que los seres que me rodean sean un poco más felices, sólo con contagiarles esa bella sonrisa que hace que nuestra vida se vuelva mucho más agradable.

Recordemos siempre que el procedimiento más seguro de hacernos más agradable la vida, es hacérsela agradable a los demás.

jueves, 6 de octubre de 2011

De nuevo aquí...


Hola a todos!!!

Hacía bastante tiempo que no escribía nada. Lo siento mucho, pero es que debido a una mudanza demasiado larga, me ha sido imposible poder entrar aquí y abriros mi corazón. Este verano ha sido bastante duro para mí, porque no he parado ni un solo momento, pero tengo que reconocer que he seguido observando a mi alrededor, para así poder sentir la energía general de nuestro planeta.

La verdad es que el sufrimiento todavía se sigue manifestando en nuestras vidas y en nuestro bello mundo de manera drástica. En general, todos andamos buscando esa ansiada felicidad que nunca termina de llegar y que nos hacer sentirnos tan vulnerables frente a la vida. Además, Mamá Tierra no para de agitarse enrabietada por nuestros malos comportamientos hacia ella. La gente sin saber por qué, anda metida en una espiral de sentimientos contrarios que les hace sentirse tremendamente infelices. Algunos saben ponerle nombre a su mal, pero muchos otros no terminan de saber cuál es la causa de esa tristeza que invade su corazón.

De todos los años que pasé metida en ese pozo sin fondo donde la muerte era la única solución posible, lo que más recuerdo es la pena que siempre acompañaba mi alma. Esa tristeza que inundaba mi corazón, se materializaba incluso en mi aspecto, ya que nunca sonreía, ni tenía semblante de paz. Lo que descubrí, después de mucho sufrir y mucho hurgar en lo más profundo de mi ser, es que la vida es una enseñanza que nunca acaba, que nunca termina, con lo cual, siempre tendremos en nosotros y en nuestro alrededor, razones suficientes para encontrarnos tristes y apenados.

Lo que tenemos que hacer cuando nos encontremos así, es ver la parte positiva de la vida. Aunque muchas veces nos pueda resultar imposible ver esa parte buena de la vida, puedo asegurar que siempre la hay, siempre hay algo positivo que nos acompaña o que nos rodea, y que nos puede hacer sentirnos felices. Además, tenemos que recordar algo realmente importante: "La felicidad se encuentra en nuestro interior, en lo más profundo de nuestra alma, allí donde normalmente no solemos mirar porque creemos que no hay nada que podamos encontrar".

A partir de ahora estaré más por aquí escribiendo lo que mi alma me dicte...
Un besazo gigante a todos!!!