jueves, 24 de febrero de 2011

Frase del día


Hoy una frase de Martín Lutero:

"Aunque supiera que mañana el mundo fuera a desmoronarse, de todas maneras plantaría mi manzano."

Nunca dejemos de plantar nuestra semilla, por muy mal que se puedan poner las cosas. Nunca permitamos que se nos quite la ilusión de crear un mundo mejor, aunque las circunstancias no sean, a simple vista, las más propicias. Tenemos que ser muy conscientes de que todos somos capaces de plantar nuestra semilla, nuestro manzano, poner nuestro granito de arena...Y eso siempre va a hacer que entre todos consigamos crear un mundo donde vivir sea más sencillo y nos podamos sentir más felices.


Muchas veces recuerdo la película "Cadena de favores", y pienso lo que pudo hacer un sólo niño por cientos de personas. Él plantó su semilla en tres personas, y estas tres la plantaron en otras tres, y al final se genera un cambio en mucha gente. Pues intentemos hacer lo mismo sea ayudando a personas, adoptando animales, plantando un árbol, educando a nuestros hijos con amor y respeto...

Realmente da igual de que manera pongamos nuestro granito de arena. Lo importante es hacer algo que genere un pequeño cambio, que aunque a simple vista pueda parecer algo sin importancia, a la larga pueda generar un verdadero cambio global.

Por mucho que podamos pensar que mañana el mundo se va a desmoronar, no dejemos de plantar nuestro manzano.

jueves, 10 de febrero de 2011

Frase del día


Hoy una preciosa frase de George Bernard Shaw:

"Algunos hombres observan el mundo y se preguntan "¿por qué?". Otros observan el mundo y se preguntan "¿por qué no?"."

En muchas ocasiones, a lo largo de mi vida, me he preguntado por qué el mundo está de la manera que está, por qué la gente tiene que sufrir tanto, por qué hay tanta pobreza y tanta hambre, por qué hay tanto odio, por qué sigue habiendo guerras...


Actualmente intento observar el mundo desde otra perspectiva, y el modo de preguntar ha cambiado. Ahora pienso que por qué no vamos a poder hacer entre todos un mundo mejor poniendo cada uno nuestro granito de arena, por qué no vamos a ser capaces de vivir la vida sin dolor y sufrimiento, por qué no vamos a sentir una inmensa felicidad sólo por el hecho de estar vivos, por qué no vamos a poder convivir todos en armonía sin tener que llegar a la violencia, por qué no el amor siempre puede estar por encima del odio... Y un sin fin de preguntas que me llevan a pensar que realmente podemos hacer entre todos un mundo más bello, en el que vivir sea algo placentero y maravilloso, en vez de duro y tortuoso.

En lugar de preguntarnos al observar el mundo ¿por qué?, preguntémonos ¿por qué no?